miércoles, 5 de junio de 2013

El cuerpo lo querían redondo con múltiples brazos y dedos de flor

Entrada escrita por Olga López, educadora y co-laboradora de este blog, sobre su participación en el proyecto CONSTRUemprende, un proyecto de innovación educativa que se realiza en el Colegio Hipatia de Rivas- Vaciamadrid.


video
Si quieres saber más sobre Olga López, escucha su presentación en Rivas Lab.

Cómo se construye un museo con niños/as de 5 años. Llevar a cabo una idea cómo esta, requiere que los niños/as se organicen  por grupos reducidos y dispongan de un espacio destinado a realizar este trabajo. Algunos maestros/as han decidido crear su propio espacio dentro del aula, nombrado como “El Taller”. Así los niños se encuentran motivados a lo largo de la jornada viendo el taller en clase, hasta que llega la hora de ponerse a trabajar dentro de él. No siempre es fácil habilitar un espacio en el aula, por ello cualquier espacio del centro puede transformarse en un momento dado en taller, desde la utilización de otras aulas, hasta pasillos y descansillos.

Así se creo un MUÑECO DE PATA DE SALTAMONTES Y PATA ROBOT:

En la etapa de lluvia de ideas, surgió una figura con dos patas, una de insecto, tipo saltamontes y otra tipo robot.  El cuerpo lo querían redondo con múltiples brazos y dedos de flor. Y una cabeza redonda con pelo pincho, ojos grandes, pendiente…Para ello, se dividió el trabajo en diferentes sesiones, organizándose por grupos la realización de cada parte de la estructura. 

Así una de las sesiones más divertidas fue la de crear la pata de robot a partir de palets, que culminó en una gran caja; tarea en la que sí intervino el profesor de forma directa. Los niños se dedicaron a lijar cada madera haciendo su propia música cada vez que lijaban una tabla.

Expectantes por la siguiente tarea, estaban deseosos de acabar para poder pintar la gran caja. Y así fue, la idea de pintar ellos/as mismos/as la madera fue todo un éxito. Dieron forma al robot, utilizando las cápsulas plateadas y de colores del café a modo de botones.

Para dar forma a la pata del saltamontes reciclaron desde esponjas, hasta alambres a los que ellos mismos daban forma. Estaban muy contentos después de ver el resultado.

lunes, 3 de junio de 2013

Un nuevo rumbo mirando al pasado


Entrada escrita por Francisco Javier García González, Arqueólogo y colaborador de este blog, sobre su participación en el proyecto CONSTRUemprende, un proyecto de innovación educativa que se realiza en el Colegio Hipatia de Rivas- Vaciamadrid.

Pertenezco al grupo de Rivas Lab, quisiera aprovechar esta entrada para animar a todos aquellos que como yo, necesitan un cambio y quieren emprender un nuevo rumbo profesional, pues bien, puedo decirles que es posible.


Después de más de diez años ejerciendo como arqueólogo y aprovechando mi experiencia en el trabajo de campo efectuado en diversos yacimientos arqueológicos (Valeria, La Vega Baja de Toledo, etc.), he decidido poner en valor el conocimiento que he ido adquiriendo y ofrecérselo a todos aquellos que sienten el deseo de participar de la arqueología y del método científico de trabajo. La fórmula que he elegido consiste en la puesta en escena de talleres de contenido arqueológico, tanto teórico como práctico.


Estas actividades tienen como objetivo principal despertar el interés por la arqueología profesional y dar a conocer la importancia de la labor de los arqueólogos en el conocimiento de nuestro pasado. Difundir  el origen de nuestra cultura, así como, dar a conocer otras más remotas en el tiempo y en el espacio, y fomentar el respeto por otras culturas que nos son desconocidas.

El miércoles 22 de mayo, con motivo del proyecto sobre la Prehistoria que se estaba desarrollando en el Colegio Hipatia de Rivas-Vaciamadrid, fui invitado como figura de experto para dar a conocer, entre los alumnos de tercero de infantil,  la aportación de los arqueólogos en el conocimiento del pasado.

Para que los niños comprendieran el trabajo de un arqueólogo, iniciamos un viaje a través de la Historia, donde quedé muy sorprendido por el entusiasmo y la participación de los niños, así como, su capacidad para diferenciar las distintas etapas de la Historia.



Este viaje a través del tiempo comenzó con la aparición de los primeros homínidos, sus primeras herramientas, el inicio de las relaciones sociales, el origen de las civilizaciones antiguas, el paso a la Edad Media, etc. En este recorrido los chicos conocieron a personajes como Lucy, Ötzy (el hombre de hielo) y pueblos como el vikingo.

Gloria Garcia Bordona

Fue una jornada fantástica, todos disfrutamos y aprendimos. Hubo un intercambio en el cual yo les transmití parte de mi experiencia como arqueólogo y ellos me ayudaron a comprender como es su forma de ver la Arqueología.

Su forma de percibir y participar me ayudan  a adaptar y mejorar las actividades educativas en función de la edad a la que van dirigidas y conseguir el objetivo principal que me he planteado: dar acceso a la arqueología profesional a todo aquel que lo desee.